Introducción

Hola. Bienvenidos a mi blog. Antes de comenzar a postear, quería hacer una pequeña introducción de los motivos por los cuales existe esta bitácora. El motivo principal no es otro que ser una vía de escape personal, para poder desahogarme de las molestias a las que estoy sometido por mi condición física (la cuál, por cierto, no elegí); por decirlo de alguna forma, esto es como si alguien se va a una colina perdida a gritar al viento para soltar la adrenalina.

Y, ¿qué es lo que me hace especial? Mi estatura. Mido 2 metros, lo cual sobrepasa sobradamente la media en España. Muchos consideran esto una suerte… Les aseguro que si siguen este blog paso a paso entenderán que no es tan guay como muchos creen, y ya si no vales para el baloncesto (por ser un negado para la causa), no te sirve de mucho.

El título del blog, si ustedes han visto el excelente musical “Avenue Q”, sabrán muy bien de dónde viene. Pues, muchas veces, por esta condición física, me he dicho a mi mismo eso de “¡qué mierda ser yo!”. Y es que más de una vez, tras soportar alguna impertinencia o por algún incidente provocado por mi estatura, esa cancióncita me hubiera venido al pelo. No obstante, no se equivoquen: ni estoy traumatizado, ni he tenido una sola depresión en mi vida, ni nada por el estilo. Por fortuna, mi envergadura también es acorde en lo psíquico, ya que de lo contrario me hubiera ahorcado o cortado las venas ya a estas alturas.

Pero eso sí, no me acostumbro a soportar sobre todo la actitud maleducada de la sociedad. Los obstáculos físicos (como el hecho de tener que agacharme para pasar por una puerta) están asumidos, pero los “tocamientos de huevos” por parte de la gente, no, ni lo estarán nunca. Por ello, aquí es donde denunciaré y ridiculizaré en ocasiones a todos aquellos que me hagan alguna afrenta relacionada con mi altura.

Probablemente para la gente que no sobrepase los límites de lo considerado normal, no le vean interés alguno a este blog. No pretendo que en este blog existan seguidores fieles ni nada por el estilo, simplemente espero que si alguien lee alguna de las historias o tristes experiencias que aquí contaré, cuando se encuentre con alguien que mida más de 1,95cm sea un poco más considerado y respetuoso.

Con esto, aquí no va a haber calendario de actualizaciones ni nada, sino que cuando esté un poco harto o me haya sucedido algo relacionado con el tema, lo soltaré como una persona suelta la vomitona cuando ha bebido más de la cuenta y le ha sentado mal la bebida. Dicho esto, creo que lo básico está explicado, el resto lo irán viendo poco a poco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.